El Diputado Juan Lobos ( Q.E. P.D.) y su encuentro con el candidato Marco Enríquez-Ominami

Nos gustaría contarles que conocimos al Diputado Juan Lobos, lamentablemente fallecido en un accidente en el sur de Chile hoy, pero no, sólo sabemos que fue un excelente legislador, buen padre de familia y joven, un médico muy joven que era diputado, sólo eso.

Sin embargo por su forma de ser, de bajo perfil y poco mediático, su rostro no salía tanto en medios masivos… Hasta hoy.

Despues de ver su rostro en las noticias de hoy, pudimos recordar una anécdota que queremos compartir con ustedes.

En el Congreso Nacional en Valparaíso y cuando Marco Enríquez-Ominami comenzaba con su campaña a la Presidencia de Chile, sólo un puñado de personas creia en su potencial para generar una opción real de cambio en la política Chilena, La mayoría de sus colegas no podía entender como un diputado joven podía arriesgar su cargo, familia y comodidad por una utopía.

Aun nadie podía creer que Marco llegaría a obtener el 20% del voto popular y ser un nuevo líder en la política chilena.

Sin embargo, en el primer piso del Congreso se abre un ascensor y adentro estaba un joven legislador muy bien vestido, alto y con voz firme se dirige a los que ingresábamos y le dice al  entonces diputado  Marco lo siguiente:

” Tal vez todos acá, deberían tomar en serio lo que estas haciendo. Tal vez algún día tengan que referirte a ti como Su excelencia”

Todos escuchamos  con sus premonitorias  palabras y sólo hoy cuando veo sus fotos en todos los canales, nos damos cuenta que ese jóven elegante y directo era el Diputado Juan Lobos.

Hoy muere un joven legislador que con su trabajo y visión estaba cambiando y dando valor a la política, que quería cambios en la forma de hacer política y ver nuevos rostros.

Hoy muere un joven diputado y los viejos políticos de siempre, están aquí vivos, soñando con repetirse el plato una y otra vez, ojalá con sus hijos y nietos.

Los viejos políticos iran a su funeral y repetirán sus discursos de siempre. Mientras Juan tal vez desde algún lado sonreirá, los mirará  y recordará que a veces no sólo hay que creer en una nueva forma de hacer política, sino que trabajar y luchar para lograrlo algún día.

Anuncios